¡La Familia al centro es la solución!

| April 26, 2015

Hace varios días en Guatemala salió a la luz un caso de defraudación aduanera, en donde se involucró a muchos funcionarios públicos incluyendo al Secretario Privado de la Vicepresidencia de la República y al Superintendente de Administración Tributaria. Incontables millones de dinero fueron robados por estas personas al pueblo de Guatemala, un pueblo en donde hay personas que mueren del hambre, en donde hay niños que no tienen un escritorio en donde estudiar y en donde hay familias que no tienen un techo en donde dormir.

01_manifestacion

La sociedad guatemalteca se mostró indignada ante este suceso y por eso el sábado 25 de abril miles de guatemaltecos salieron a las calles a manifestar su inconformidad además de  exigir la renuncia de la Vicepresidente de la República. El mensaje llegó claro y fuerte a los medios de comunicación, a los gobernantes, a los partidos políticos y a la sociedad en general, pero ¿es esto suficiente?

La corrupción tiene doble vía, tanto del funcionario público ladrón como del ciudadano que da dinero para acelerar trámites y no pagar impuestos. No podemos exigir justicia y honestidad cuando desde nuestra propia casa enseñamos lo contrario y no somos coherentes.  Por eso mi propuesta para cambiar esto es: FORTALECER A LA FAMILIA.

¿Por qué la familia es la solución? Primero porque la familia es la primera escuela de valores de toda persona. Allí es donde por primera vez se nos enseña a compartir, a no decir mentiras y ser honestos, a ser justos con nuestros hermanos,  a tener responsabilidades. Cuando desde pequeños aprendemos hábitos y fortalecemos nuestras virtudes y principios, se nos facilitará ponerlos en práctica en un futuro cuando se ponga a prueba todo lo que aprendimos. Esto da una gran responsabilidad a los padres de familia a no delegar a terceras personas responsabilidades que a ellos les compete cumplir.  Segundo, porque si reconocemos el papel fundamental de la familia en la prosperidad de una nación, entonces le damos responsabilidad al Estado de protegerla y velar porque se respeten los derechos fundamentales que la familia merece.

padre-e-hijo¿Son nuestros gobernantes personas con valores y principios? ¿Cómo está la sociedad en la actualidad? ¿Somos ciudadanos responsables  y justos?  ¿Cómo está nuestra familia actualmente? ¿Cómo están educando los padres a sus hijos? La sociedad es un reflejo de las personas que la componen, y estas personas son un reflejo de la familia. Si queremos un gobierno honesto, que luche por un mejor país, que no robe, que se preocupe por la desnutrición de los niños, que distribuya la riqueza adecuadamente, entonces preocupémonos por enseñar en casa estos valores. Si queremos a nuestro país, entonces seamos ejemplo de coherencia en nuestra vida diaria y en nuestras familias.

No podemos quedarnos solamente con manifestaciones y palabras, debemos hacer acciones concretas para dejar una mejor sociedad a las futuras generaciones. Si queremos un mejor país empecemos con los más cercanos a nosotros, empecemos a unir y fortalecer la familia porque ¡LA FAMILIA AL CENTRO ES LA SOLUCION!

Tagged with: