¿Sexo Seguro?

| February 15, 2016

El 14 de febrero se celebra en muchos países el día de San Valentín, o como le decimos en Guatemala, el “día del cariño”. Toda la ciudad se viste de rojo y corazones para celebrar este día. Hay venta de flores, globos, chocolates y todo tipo de regalos. Todos los comercios tienen algún tipo de promoción o publicidad aprovechando esta fecha tan popular, ¿cómo de condones? Si.

Y es que algunos no pierden el tiempo, y aprovechando el día del cariño, decidieron que el día 13 de febrero se iba a celebrar el día internacional del condón. Supongo que de pantalla lo hacen con la excusa de hacer conciencia sobre el “sexo seguro”, pero probablemente hay intereses detrás de algunas ONG, gobiernos e inclusive de las empresas que los distribuyen para vender más y hacerse publicidad. El año pasado hubo en Guatemala Campaña de Hivos y el Fondo Mundial en donde se repartieron condones en los semáforos y calles, regalándolos como si fueran chicles y me pareció un acto totalmente irresponsable ya que al repartirlo a cualquier persona sin dar la información real sobre la efectividad del mismo, es algo peligrosísimo para los jóvenes que creen que es un arma todopoderosa para prevenir embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Pero déjenme decirles que promocionar el condón como una manera de tener sexo seguro, no tiene nada de seguro. Al contrario, es más peligroso de lo que podríamos pensar, especialmente en la juventud que todo lo quieren rápido y fácil, y no se toman el tiempo informarse sobre la verdadera protección que ofrece un preservativo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que “resulta imposible, desde el punto de vista ético y logístico, realizar estudios clínicos controlados aleatorizados para comprobar si el uso de preservativos reduce el riesgo de transmisión del VIH. Por lo tanto, la opción es basarse en estudios observacionales, que intrínsecamente acarrean un riesgo de sesgo. En dichos estudios, se halló que el uso constante de preservativos da como resultado una reducción del 80% en la incidencia del VIH.”[1]

Con respecto a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), la falla en el uso del condón se da principalmente en jóvenes, pues estos tienen mayor dificultad para usarlo correctamente y consistentemente. Las mujeres adolescentes presentan mayor número de ITS cuando se presenta ruptura o deslizamiento del condón. EL preservativo protege a la mujer de gonorrea en un 58% y para la clamidia en un 25% ambos con un uso consistente.[2] La OMS también establece que el uso consistente del condón no protege contra el Virus del Papiloma Humano y solo lo hace contra el desarrollo de verrugas genitales y algunos cánceres.[3] Algunos estudios demuestran que el uso consistente del mismo disminuya la infección en un 70%[4] , pero si no es consistente es del 50%.[5]

Y con el embarazo es el mismo caso. Nunca lo evitará en un 100% debido a las fallas en la consistencia, la forma de utilizarlo, además que nunca se sabrá con certeza si estuvo conservado y almacenado en la temperatura adecuada y demás precauciones necesarias para su uso.

El gran problema de la promoción del preservativo como “sexo seguro” es que al promoverlo especialmente para prevenir embarazos e ITS, los jóvenes actúan de manera más imprudente, ya que empiezan a tener una actitud de seguridad absoluta y permisiva. La consecuencia es simple: aumentan las conductas sexuales y al no ser el preservativo un método 100%, aumentan los embarazos y las ITS en gran medida.

Muchos dirán, que al menos reduce el riesgo y que si de igual forma van a tener relaciones sexuales es mejor enseñarles a usarlo. Un punto importante decir, es que no vamos a poder controlar las acciones de todos los jóvenes y evitar que ninguno tenga relaciones sexuales, pero lo que si podemos hacer es informar correctamente con la información veraz sobre los preservativos. Si te dicen que tu paracaídas tal vez no se abre, inclusive si te dicen que hay un 1% de que falle ¿te tirarías del paracaídas? Estoy segura que al saber la probabilidad lo pensarías dos veces e incluso no te tirarías. Pero ¿qué pasaría si nunca te lo dijeron?

Fuente original: http://www.lafamiliaimporta.org/blog/sexo-seguro

[1] Efectividad del preservativo en la reducción de la transmisión del VIH en heterosexuales. Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS. http://apps.who.int/rhl/hiv_aids/dwcom/es/
[2] Sánchez J, Campos PE, Courtois B, Gutierrez L, Carrillo C, Alarcón J, et al. Prevention of sexually transmitted disease (STDs) in female sex workers: prospective evaluation of condom promotion and strenghtened STD services. Sex TransmDis 2003; 30(4):273-9
[3] Holmes KK, Levine R, Weaver M. Effectivenes of condoms in preventing sexually transmitted infections. Bull World Health Org 2004; 82(6):454-61
[4] Winer RL, Hughes JP, Feng Q, O’Reily S, Kiviat NB, Holmes KK. Condoms use and the risk of genital human papillomavirus infection young women. N Eng J Med 2006, 354(25):2645-54.
[5]Retta SM, Herman WA, Rinbaldi JE, Carey RF, Herman BA, Athey TW. Test method for evaluating the permeability of intact prophylactis to viral-size microspheres under simulated phusiological conditions. Sex Transm Dis 1991; 18(2):111-18