La promoción de la familia como eje central de las políticas públicas en la Cumbre de las Américas

| April 18, 2015

La  familia es eje central de la sociedad y debe ser foco fundamental de las políticas públicas en los organismos internacionales como la OEA. La defensa de la familia es un factor determinante de cohesión social y su protección es responsabilidad del gobierno y de la sociedad de manera conjunta. Este mensaje fue llevado muy claro por varias organizaciones a la Cumbre de las Américas este mes de abril.

La Cumbre de las Américas reúne a los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros del Hemisferio para debatir sobre aspectos políticos compartidos, afirmar valores comunes y comprometerse a acciones concertadas a nivel nacional y regional con el fin de hacer frente a desafíos presentes y futuros que enfrentan los países de las Américas. La Séptima Cumbre de las Américas se celebró en la Ciudad de Panamá el 10 y 11 de abril de 2015. Días antes de la cumbre se realizó el foro de Sociedad Civil y Actores Sociales. Este foro regional tiene como objetivo promover mecanismos de consulta, diálogo e intercambio para la participación de las organizaciones de la sociedad civil y actores sociales. También los resultados obtenidos de las mesas de trabajo en las que se divide el foro, son presentados a los Jefes de Estado para así dar a conocer las recomendaciones que la Sociedad Civil tiene frente a los desafíos del hemisferio.foto cumbre

En esta ocasión, participaron organizaciones pro vida y pro familia de más de 18 países de América Latina como Guatemala, El Salvador, Argentina y Ecuador, quienes tuvieron una gran incidencia en los documentos resultantes en las mesas de trabajo del foro de Sociedad Civil y Actores Sociales.

Hubo una gran resistencia de personas a favor del aborto, los derechos sexuales y reproductivos y la agenda LGBTI. Sin embargo, se logró la inclusión de la protección de la familia  como eje rector para garantizar la paz y la seguridad en la región, así como el rol principal que tienen los padres como responsable en la educación de sus hijos. También se logró enfatizar en la educación en valores, y la educación sexual según la edad de los niños. El concepto de protección de familia fue incluido en algunas de  las mesas de Gobernabilidad, Participación Ciudadana, Educación, Salud, Seguridad, Migración, Ambiente y Energía.

A pesar que el Presidente Barack Obama en su discurso frente a los Jefes de Estado afirmó su compromiso con la defensa y promoción de  los derechos de los LGTBI, no se logró la inclusión de ningún tipo de estos derechos exclusivos y preferentes. Tampoco el lobby abortista logró la inclusión de derecho al aborto en los documentos conclusivos.

ILGA Helen Kennedy acompañada de una gran delegación de activistas LGBTI, declaró que lamentablemente no se había incluido lenguaje inclusivo LGBTI en los documentos políticos y que no se logró el reconocimiento a las personas intersexuales, las orientaciones sexuales e identidades de género y a las familias no tradicionales, así como el matrimonio igualitario y la adopción por parejas homosexuales.

Estos foros de sociedad civil y los eventos de alto nivel de la OEA, se ha utilizado por muchos años para incluir como prioridades este tipo de derechos que la agenda abortista y LGBTI promueve. Por muchos años las voces y exigencias de estos grupos han sido presión para los delegados de la OEA. Sin embargo, en los últimos años ha existido cada vez mayor presencia de grupos pro vida y pro familia que han intentado frenar esta agenda y proponer temas que verdaderamente fortalezcan a la familia y promuevan la defensa de la vida desde su concepción.

Por otra parte, cuando hablamos de América Latina y el Caribe, tenemos que estar conscientes que en muchos de estos  países no se puede hablar aún del cumplimiento de los derechos básicos como la educación, salud, vivienda y seguridad. En Guatemala según el informe de Desarrollo Humano del PNUD, alrededor del 70% de la población no cuenta con algún tipo de cobertura de servicios de salud y el porcentaje de la población que habita en hogares que no reúnen el ingreso para cubrir una canasta básica de alimentos sigue siendo superior al 45%.  Casi una de cada cinco personas no cuenta con una conexión a una red de agua en su vivienda y uno de cada diez habitantes no dispone de servicio sanitario. El 9% de los menores de edad ha quedado fuera del sistema educativo y es muy probable que no logre ningún grado escolar. El Estado tiene la obligación de velar porque se cumplan los derechos básicos de los ciudadanos, pero estos grupos de presión intentan imponer agendas que no responden a las verdaderas necesidades de los países, desviando así la atención de los que toman las decisiones en estos organismos y dejando fuera la protección integral de la persona y sus derechos mínimos fundamentales.

En el mes de junio se realizará la XLV Asamblea General de los Estados Americanos en Washington D.C. Esta asamblea, de la cual resultan varias resoluciones y documentos de gran relevancia, reunirá a embajadores, funcionarios de las diferentes instancias de la OEA y  a la sociedad civil. Esto significa una nueva  oportunidad  de incidencia para que se incluyan en la agenda el fomento y promoción de la familia, por ser ésta un activo insustituible para el desarrollo de los pueblos, así como la promoción de la dignidad de todo ser humano desde su concepción.

Tagged with: