La OEA un campo de batalla

| June 23, 2015

El 15 y 16 de junio se llevó a cabo en Washington DC la 45 Asamblea General de los Estados Americanos (OEA) con el tema “Presente y futuro de la Organización de los Estados Americanos”. Durante los dos días previos a la Asamblea, se realizaron diferentes actividades con la participación de la sociedad civil, el nuevo Secretario General Luis Almagro y los delegados de los Estados Miembros. Estos días se caracterizaron por debates y discusiones, dentro de los cuales los más polémicos fueron sobre el aborto, la legalización de la mariguana, los derechos de los LGBTI y los derechos de las trabajadoras sexuales.

11415614_10155665427435392_3522213496919036647_o

El primer día se realizó la reunión de coordinación con la Sociedad Civil en donde se organizaron  4 grupos de trabajo, uno para cada uno de los 4 pilares de la OEA: Democracia, Derechos Humanos, Desarrollo y Seguridad. En estas mesas de trabajo se realizaron recomendaciones a los Estados miembros en las diferentes temáticas. Como en años atrás, la discusión no fue fácil, sin embargo, en términos generales fue un éxito y un precedente importante para las organizaciones que defienden la vida y la familia, pues a pesar que algunos términos ambiguos fueron incluidos, quedó señalado que no hubo consenso y que en algunos casos solamente una minoría apoyaba esas recomendaciones.

En la mesa de democracia, se dio el debate sobre los pueblos históricamente excluídos, intentando especificar dentro de estos a la comunidad LGBTI. Sin embargo, después de varias discusiones dentro de los participantes se acordó no incluir este término. También en la mesa de democracia hizo constar la preocupación de la sociedad civil con respecto a la manera en que la OEA ha ido desnaturalizando los objetivos por los cuales fue creada en un inicio.

En la mesa de seguridad se estableció un consenso por mayoría con respecto a la importancia que la OEA trabaje el tema de la violencia contra las mujeres y el respecto de niños, niñas y adolescentes. Dentro de los temas que no se obtuvo consenso fueron: el tema de trabajadores y trabajadoras sexuales, concebido no nacido, personas LGBTI e Identidad de género, seguridad demográfica, fortalecimiento de todas las familias como eje de la seguridad, la Institución de la familia vs. todas las formas de familias.

El grupo de desarrollo se adoptó por consenso la recomendación que establece que los Estados se deben comprometer a cumplir con las convenciones y tratados que han ratificado en materia de derechos humanos y promover la firma de los tratados con los que aún no se han comprometido. Sin embargo,  hubo disenso en lo siguiente: una parte del grupo pide que estos tratados vayan en la línea del respeto a la soberanía de cada país.  Otra parte del grupo pide que se reconozca la universalidad de los derechos humanos y la obligatoriedad del cumplimiento de todos los instrumentos internacionales.

11415614_10155665427440392_8225883881536323057_o

Por último, las propuestas de la mesa de trabajo de Derechos Humano, según el documento conclusivo, se fundaron sobre “el consenso inequívoco de que el reconocimiento de los derechos humanos –como afirma la Carta de la Organización de Estados Americanos- no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado, sino que tienen como fundamento los atributos de la persona humana y su dignidad intrínseca, y por lo tanto son universales e inalienables.” Dentro de algunas de las recomendaciones que se incluyeron en consenso están respetar y defender la libertad de expresión y la libertad religiosa, así como brindar especial atención a la población con necesidades básicas insatisfechas, especialmente en lo referido al acceso al agua potable, la vivienda digna y una adecuada alimentación. Las recomendaciones que obtuvieron el apoyo de la mayoría fueron: Respetar los principios fundamentales sobre las cuales la OEA fue fundada, en particular, el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural; promover el cuidado de las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad y la protección de sus niños por nacer, como la mejor vía para reducir la mortalidad materna e infantil; que se reafirme el Art. I de la Carta de la OEA, el cual establece que la Organización de Estados Americanos no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere dicha Carta, razón por la cual, ninguna de sus disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros; establecer políticas que promuevan el fortalecimiento y estabilidad de la familia, y reconocer el derecho primordial de los padres para decidir sobre la educación de sus hijos. Hubo otras recomendaciones que obtuvieron un apoyo minoritario de la mesa de trabajo, las cuales son: Instar a los Estados a suscribir las convenciones sobre derechos humanos presentadas a los Estados miembros; que el sistema interamericano reconozca ampliamente el derecho a la identidad, incluyendo el concepto de identidad de género; abrir un espacio donde se inicie la discusión sobre qué son los derechos sexuales y reproductivos.

El día siguiente, se leyeron las recomendaciones frente al Secretario General, los delegados de los Estados Miembros y la sociedad civil. Durante la lectura de las recomendaciones de la mesa de Derechos Humanos, varios grupos interrumpieron gritando de una forma descortés e intolerante, su insatisfacción con el resultado final del documento, pues querían que se le diera más importancia a sus propuestas sobre la identidad de género y los derechos sexuales y reproductivos. Durante este momento quien dirigía la actividad hizo un llamado a las personas que interrumpieron la lectura del documento, pues era evidente la falta de respeto de todas estas personas hacia la persona que estaba leyendo el documento.

La OEA se ha convertido en un campo de batalla sobre estos temas, pues era un espacio básicamente desierto por los grupos próvida y es hasta hace un par de años que el papel de estas organizaciones ha empezado a tomar gran relevancia e impacto. Se está formado un precedente muy importante en la OEA y por eso es muy importante seguir de cerca todas las actividades y el trabajo que se desarrolla dentro de la organización.

Para ver los videos de las actividades de la Asamblea General: http://www.oas.org/es/45ag/videos.asp

Fuente de las fotografias: Organización de los Estados Americanos https://www.flickr.com/photos/oasoea/sets/72157654143655219/